La mentira aprendida V

Luis no apareció en las dos siguientes semanas y el tiempo, confirmó que estaba esperando un hijo. Los rayos del sol naciente se filtraban por los vidrios de la galería confiriendo a su pelo un maravilloso color cobrizo, ella descansaba relajada sobre uno de los sillones después de un episodio de terribles nauseas matutinas. -... Leer más →

La barricada invisible IX

Ada paseaba nerviosa por su habitación; llevaba tres semanas esperando una maldita carta, algo, que le dijera que Mario estaba vivo. Vio bajando a todas sus compañeras con Esperanza y las siguió al vestíbulo. Allí se encontraba el resto de personal. El gobierno republicano había empezado la ofensiva sobre Zaragoza y se decía por la... Leer más →

La barricada invisible VIII

- Cuánto te he echado de menos... Ella sonrió y volvió a besarle. Alguien carraspeó y se separaron, pero, él siguió agarrándola de la cintura. - Disculpe señora Ceballos, hace semanas que no veía a mi novia. Ada se puso roja. Hasta ahora, nunca la había nombrado "novia". - Le entiendo señor Tormes, pero, la... Leer más →

La barricada invisible VI

30 de julio de 1937 Te quiero Mario, Odio empezar tus cartas con "querido", cuando para mi, eres mucho más que eso. No sé, si esta misiva te va a llegar a las señas que me dejaste. Me han dicho que estáis combatiendo por Belchite y que la batalla de Brunete ha quedado en tablas,... Leer más →

La barricada invisible V

Llevaba días evadiendo a Mario. Desde que le entregó los cuadernos, tenía miedo de lo que iba a pensar cuando leyera las cartas, su corazón estaba volcado en ellas y cada palabra expresada era sincera. Empezó a llorar con fuerza. Maldecía a su familia y los malentendidos y se odiaba a si misma por no... Leer más →

La barricada invisible IV

En los días posteriores al anuncio del baile, todas las enfermeras, excepto Ada, estaban en un frenesí continuo. Ella arqueaba las cejas con frecuencia ante los comentarios frívolos de sus compañeras y las suplía en más de un turno para que pudieran ultimar detalles como el vestido o los adornos de la fiesta. Parecía que... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑